Nanowrimo: Cinco días.

De momento estoy cumpliendo con los plazos y no me lo creo ni yo. He llegado como mínimo a las 1667 palabras de rigor todos los días menos uno, que me quedé un poco corta, pero creo que mi media se va a estabilizar en torno a las 1800-2000 palabras, que es cuando noto que lo quiero mandar todo a la mierda.

Es una sensación rara. Me da la impresión de que, inconscientemente, estoy usando más palabras de las que pondría normalmente para inflar un poco la cuenta total y no puedo evitar pensar que eso es hacer trampa. También me temo que a fin de mes voy a tener que podar como una condenada pero, en general, estoy contenta. Hay unas cuantas frases bastante buenas por ahí y hasta lo tengo todo medio planificado, que eso también es un pequeño milagro. Ya he decidido quien va a ser el malo, algo que está bien tener claro desde el principio y un ochenta por ciento de los personajes importantes ya tiene nombre. Además hoy me he inventado y nombrado a una congregación de monjas, algo totalmente inesperado. Me gusta improvisar, qué se le va a hacer.

De verdad, creo que el mayor problema va a ser evitar los topicazos sobre viajes en el tiempo y los plagios inconscientes. Es un género en el que he leído demasiadas cosas y las referencias se me mezclan un poco. Por suerte mi mayor influencia en esto es una historia que ya está en dominio público, por ese lado no voy a tener problemas metiendo guiños.

Lo único que me está molestando un poco es el Scrivener. Me lo compré hace tiempo, cuando tenían una oferta a mitad de precio, pero no me termina de convencer. Lo había usado para montar una especie de wiki casera en un proyecto de fantasía épica que tengo a medio cocer pero no para escribir en serio (normalmente uso libreoffice). Y no me cuadra el número de palabras, por alguna parte se me han perdido unas quinientas. Salen en el total de palabras escritas de cada día, porque las he ido apuntando, pero no en el total del documento. Es un misterio. Lo más posible es que se me haya traspapelado alguna escena pero, si me pongo a buscarla ahora mismo, sé que me voy a poner a corregir y es algo que he estado evitando. Más o menos, el viernes no me pude resistir y reescribí el primer capítulo (tiene una imagen muy chula y me estaba picando en la parte de atrás de la cabeza porque no había quedado bien del todo).

Ah, también he decidido meter una historia de amor que no estaba prevista por… motivos. No sé en qué quedará eso porque soy bastante negada en temas románticos, pero ya me había prometido que este mes era para probar cosas nuevas, así que todo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.