Hola, hola

Oh, cielos, tengo blog otra vez. ¿Cómo narices ha pasado? Ya se me hace bastante raro lo de tener twitter pero, después del último hilo de cinco páginas DIN A4 allí, me di cuenta de que se me estaba quedando pequeño. Y aquí andamos. Me he puesto un dominio propio y todo. Eso también es raro de narices.

El primer blog que tuve, en la época en que todavía no se habían muerto todos, se llamaba La voz en la maleza porque siempre he sido bastante intensita. Este es La puerta ignota más o menos por lo mismo. Sale de una frase de Thomas Wolfe en El ángel que nos mira, un libro que descubrí porque King lo mencionaba en La Torre Oscura. Tengo pensado hablar mucho de libros por aquí y para mí eso es la literatura. Una puerta ignota que te lleva a sitios interesantes.

A ver lo que hay al otro lado…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.